nota de prensa

Marc Vilallonga "Home is not a man"

del 5 de marzo al 6 de abril de 2002

HOME IS NOT A MAN es el título de la exposición de MARC VILALLONGA en LA XINA A.R.T.

Retomando de algún modo, tanto el gusto por los juegos de palabras presentes en sus anteriores muestras en nuestro espacio -Patofília hemeròtica (1998),Carn és carn (2000)- , como la ironía y, en lo técnico, un particular lenguaje pictórico, MARC VILALLONGA reflexiona en esta ocasión acerca de la intimidad, de sus límites, de sus riesgos, ventajas y (posibles) vulnerabilidades.

El hombre (home, en catalán) como hogar (home, en inglés) último de sí mismo, el hogar como lugar, extensión y apéndice (amputable) del mimo hombre ensimismado, son aquí revisados situando el prisma de la representación (que en el caso de VILALLONGA es más bien una fría, elaborada y dura disección) no ya en aquellas inquietantes visiones organicistas del interior del cuerpo humano de su exposición última, sino en una suerte de panoramas externos (puertas infranqueables y fachadas neoneoracionalistas de viviendas o residencias de lujo) interiorizados.

Vistas nocturnas intrigantes, grises, de inquietante y fantasmagórica belleza, las construcciones de la intimidad-seguridad humana se asemejan a cárceles donde recluir pasiones, pulsiones, certezas, saberes y temores al tiempo.

La frecuente presencia en primer término de inexpresivas muñecas de grandes ojos que dirigen su mirada fuera del lienzo, hacia algún lugar perdido donde acaso coincida con la del espectador confiere a los trabajos un aire misterioso, angustiante y desasosegador.

El hogar no es el hombre, como el hombre no es sólo la circunstancia o la certidumbre vallada de sus posesiones. El cuerpo encerrado necesita de continuo la evasión de la mirada, y con la de la mirada extrínseca la del pensar(se) desde lo lejos, extramuros.

Desde aquel punto de vista demoledor, aniquilador y ridiculizante desde donde sitúa la lente MARC VILALLONGA para contemplarse y contemplarnos, para completarnos.