exposición
Anxo Baranga / O catalizador
del 30 de abril al 30 de mayo de 2009
 
 

-Yo lo que soy es un artista. No utilizo mi talento como negocio sino por el bien de la humanidad, y a ver quien dijo uno, señoras y señores, nomás que por favor no se me amontonen que para todos hay. Y que siga la música hasta que hierva el cobre y los cohetes hasta que se quemen los ángeles y el aguardiente hasta matar la idea, y vengan las maritornes y los maromeros, los matarifes y los fotógrafos, y todo eso a cuenta mía, damas y caballeros, que aquí se acabó la mala fama de los Blacamanes y se armó el despelote universal.

Y es que es así, querido público, porque el artista gallego conocido como Anxo Baranga se ha transfigurado en un auténtico blacamán, en un vendedor de milagros, como el fantástico personaje del cuento de Gabriel García Márquez, y ahora, por primera vez en La Xina A.R.T. y en rigurosa exclusiva mundial, nos presenta su tan fabuloso como indescriptible espectáculo: ¡ O Catalizador ! Según nos dicen los diccionarios científicos, un catalizador es la sustancia, compuesto o elemento, capaz de acelerar o retardar una reacción química, permaneciendo éste mismo inalterado, no se consume durante la reacción. El catalizador no altera el balance energético final de la reacción química, sino que sólo permite que se alcance el equilibrio con mayor o menor velocidad.

Este proyecto pretende convertir al espacio de La Xina A.R.T.   precisamente en eso, en un catalizador: un punto de encuentro de las diferentes creaciones, etnias y sensibilidades del Raval. Para todo ello el incansable y polifacético Anxo ha procurado la participación del mayor número posible de asociaciones del barrio, así como un caleidoscópico programa de actividades. Este será, teniendo en cuenta la peculiar idiosincrasia de la propuesta, tan camaleónico como imprevisible, aunque quizás os podamos avanzar, amigas y amigos, alguno de estos disparatados eventos.

En O Catalizador tendremos desde lecturas de poesía desde balcones y azoteas a performances en plazas y bares vecinos. Desde narraciones de cuentos ( Cuentos Xinos , por supuesto) a conciertos de músicas del mundo mundial, ya sea bajo techo o sin él. Desde la vídeo instalación más vanguardista a la fiesta gastronómica más tradicional y multiétnica. Desde un abanico de continuas exposiciones a la publicación de una revista que recoja la aportación de todo este surtido de participantes. En definitiva, mesiés y madams, niños y niñas, bienvenidos todos a la montaña rusa de Babel y, recuerden, ¡agárrense fuerte!