actividadesmultimediaartistascontactoenlacesbarrconxin
catalð
Agnes WO
exposición

Ignasi Rosés
IMAGINARI XXL-XS
del 18 d’octubre al 8 de novembre de 2014

 
 


La obra de un cierto tipo de artista se asemeja más a la tarea del entomólogo que a la del creador que se sienta a esperar la inspiración al abrigo de su taller. Lo que los franceses dirían un "dénicheur", que vendría a ser, aquel que husmea dentro las madrigueras y revela sus hallazgos.

Ignasi amontona rastros, huellas, patrones y esquemas geometrizantes. Trabajo de recolección que pasa por entrenar la mirada, identificar un motivo y aislarlo de su contexto antes de traspasarlo al papel.

Quien conozca su estudio, se da cuenta con qué avidez se apresura a su proyecto. Qué infinidad de tramas, nunca retomadas, se acumulan en sus cajones. Curiosamente esta urgencia taxonómica le apremia hacia un formalismo sintético, tanto de trazo como material, que se convertirá en necesario al pretender glosar el "vocabulario" de un sistema tan complejo y extenso. Paradójicamente, pues, al esfuerzo de investigación trata de oponer un ejercicio plástico fruto de una repetición gestual acompasada, respiro para saciar esta inquietud barroca.

El exceso referencial cataloga indiferentemente un patrón geológico o un tejido artesanal, reconcilia physis y logos. Al anular la distancia trágica que nos hace suponer de un hecho de naturaleza, el pertenecer a un orden otro que uno de cultura.

En la búsqueda de este topos común (naturaleza / cultura), en la elusión de escala (confusión micro / macro), en la apropiación de constructos populares ... radican las claves poéticas de esta obra.

En la estrategia que pasa por liberar la forma de todo impedimento no estructural y en la economía de recursos (trazo, paleta, soporte) ... reside la carga sígnica y la voluntad narrativa de unas grafías que se quieren partícipes de un lenguaje particular y reconocible.

Los "artefactos" tridimensionales ajustan igualmente a esta vocación de austeridad, como si se hubiera querido atrapar la composición en el estadio "ideal" de su constitución, en el instante en que se asegura la estabilidad-legibilidad y que en precede la ornamentación superflua.

El discurso se completa con esta suspensión del objeto. Detenerse en un proceso que no sabemos si es un salir o un retorno. Se trata de modelos o tramas inacabadas, a medio edificar, o al contrario pertenecían a un trayecto involutivo, formas prontas a fundirse. ¿Fundamento o escombros? De nuevo una paradoja. Esta vez temporal, que renuncia a la escisión clásica entre codificación y comportamiento orgánico, y nos ayudará a desprendernos de los prejuicios que otorgan a estas "geometrías" una hermenéutica pautada en lugar de proponer una aproximación poetizante.

Joan Peix


 
 
jquery slider plugin by WOWSlider.com v7.7m