actividadesmultimediaartistascontactoenlacesbarrconxin
catalð
Ready made.lt
exposición

Ready made.lt
Robertas Antinis, Patricija Gilytė, Andrius Kviliūnas, Artūras Valiauga & Linas Liandzbergis. Gintautas Trimakas i Arvydas Žalpys (de la galeria Meno Parkas de Kaunas, Lituània)
Curadores: Giedre Legotaite i Arvydas Žalpys

del 7 de Febrero al 7 de Marzo de 2015

 
 

Lituania es un país nuevo y a la vez una tierra antigua. De hecho, podría decirse lo mismo de muchos otros lugares, pero este caso es casi paradigmático. Hay quien no tardaría demasiado en querer hacer comparaciones entre Lituania y Catalunya. Ambas tuvieron su imperio medieval (el suyo iba desde el Báltico al mar Negro y el nuestro desde Calatayud a Neopatria) y ambas han sido tierras de paso y de batalla. Ambas con una historia sacudida por ejercidos y comerciantes de todos los colores (teutones, polacos, nazis, soviéticos, romanos, árabes, napoleónicos o fascistas, sólo por citar algunos). Ellos son independientes desde 1990 y aquí la cosa va un poco más a paso zigzagueante.

A pesar de estas pretendidas semejanzas, un artista amigo dijo que Lituania era lugar más exótico que se podía visitar (y seguramente ellos pueden decir lo mismo de nosotros pensando simplemente en cuatro tópicos: porrón, barretina, cabezudos y caracoles a la llauna). Quien no conozca Lituania, si se lo puede permitir, que coja el primer avión para allá, a la primera oportunidad y podrá verificar o desmentir todos sus inherentes e intransferibles tópicos: la exuberancia de su naturaleza, su lengua ancestral (la más parecida al sánscrito que se conserva), su cerveza, su baloncesto, la belleza aturdidora de sus habitantes, tan acogedores, simpáticos y amantes de la fiesta, que se parecen mucho más a la idea que se tiene de los mediterráneos que, por ejemplo, de los escandinavos.

Dice la historia, para acabar de redondear otro tópico, su merecida fama de rebeldes, que fue el último país de Europa en ser cristianizado. Antonio López dejó dicha una acertada sentencia (quizás para compensar, inconscientemente, algunos posteriores desaciertos pictóricos como el último retrato real que ha perpetrado): "Algunos países generan un tipo de arte particularmente nuevo por la sencilla razón de que no tienen sobre él el peso de la tradición". El pintor manchego se refería a los Estados Unidos de América y su pintura de posguerra, pero el caso puede ser perfectamente extrapolable al del país Báltico. Los representantes de "la tradición" más conocidos fuera de sus fronteras (mucho más que el pintor y músico romántico Čiurlionis, omnipresente allí) son Jurgis Maciunas, uno de los creadores del movimiento Fluxus y el gran cineasta experimental Jonas Mekas.

El título de esta exposición ya demuestra esta frescura sin manías, "Ready made.lt". El hecho de estar comisariada, en este caso por el Arvydas Zalpys (director de Meno Parkas y Giedre Legotaite, también evidencia la asunción absolutamente natural de esta figura dentro del hecho creativo (cuando aquí a los curadores todavía nos los miramos con una desconfianza reabida y proverbial). "Ready made.lt" reúne, pues, el trabajo más nuevo y candente de siete artistas explícitamente interdisciplinarios (video, instalación y fotografía). Los trabajos presentados en esta muestra ya han sido exhibidos, tanto a Lituania como en el extranjero, pero este es la primera vez que se han reunido para hacer una exposición única para descubrir el último secreto artístico del continente.

 


 
  • Ready-made-lt_01
  • Ready-made-lt_02
  • Ready-made-lt_03
  • Ready-made-lt_04
  • Ready-made-lt_05
  • Ready-made-lt_06
  • javascript image slider
  • Ready-made-lt_10
css slider by WOWSlider.com v7.7m