actividadesmultimediaartistascontactoenlacesbarrconxin
catalð
El món segons Rosamon
exposición

...i els reis ens portaran carbó
Agustín Fructuoso, Anxo Baranga, Benxamín Álvarez, David Tarancón, Diego Tampanelli, Ignasi Rosés, Juan Carlos Lozano, Luís Casado, Marc Vilallonga, Nora Ancarola, Oriol Vidal, Ricard Aymar, Ramon Roig, Tito Inchaurralde, Toni Clos, Yelena Cvejic, Xaro Castillo i Xesco Mercé

del 12 de diciembre de 2015 al 23 de enero de 2016

 
 

Una de las muchas y peculiares costumbres que se asocian a "estas fechas tan señaladas" (una frase hecha que ya se ha convertido en un sinónimo oficioso de la Navidad) es el resumen del año que se acaba que preparan diarios, revistas dominicales, telediarios y magazines televisivos y, ahora también, portales de Internet. Cada uno de ellos elabora estos memorandos según su particular orientación (política, social, nacional, sexual...). Nos rememoran qué hechos hemos de recordar y qué debemos olvidar o ignorar, tan tendenciosamente como pueden, finalizando su sesgado repaso con el listado de muertos selectos, elegidos con idéntica intención que el resto. Esta es una costumbre arraigada en todo el mundo globalizado, pero hay otras de mucho más locales.

En nuestro país, por ejemplo, tenemos el carbón de azúcar, un concepto difícil de traducir a otras culturas. No importa quién nos lo trae, el familiar Tió (otro que tal) o los orientales monarcas, siempre es un regalo ligeramente envenenado, sutilmente casi. No sabes si lo ha comprado algún tío soltero travieso o una tía de rancio moralismo, pero es un premio que siempre lleva escondida una segunda e incomprendida intención. De hecho, como este preámbulo, indisimuladamente, ha ido haciendo hasta ahora.

"El basar del Xino" de este año, que ya celebra su undécima edición, quiere hacer un maridaje navideño con estos dos conceptos, aparentemente inconexos. Por eso hemos invitado a todo un buen grupo de amigos artistas para que cada uno de ellos dibuje un buen trozo de pared de La Xina A.R.T. con su personal visión de cómo ha ido el mundo y la vida durante este año que está a punto de concluir. Entre todos queremos hacer un gran cadáver exquisito mural, imprevisible y poliédrico, realizado exclusivamente con carbón. Negro sobre blanco, carbón sobre yeso. Tenemos una casa pequeña, como suelen tenerla las familias especialmente numerosas, pero siempre tenemos un lugar para un invitado inesperado. ¿Serás tú?