actividadesmultimediaartistascontactoenlacesbarconxin
catalð
imatge
exposició

Zurcidos
Svantje Busshoff

del 21 de enero al 11 de febrero de 2017

 
 

“REMENDAR Y TEJER (Propuesta para una exposición)
La propuesta consiste en crear un diálogo entre dos vertientes de mi obra: por un lado remendar, un trabajo de zurcidos, reparaciones de telas y objetos de la naturaleza y por otro lado tejer, una serie de dibujos que investigan el procedimiento repetitivo de labores textiles. Las dos son obras en proceso que inicié hace unos años y en que sigo trabajando paralelamente.

REMENDAR
La base de mi trabajo artístico es una investigación formal y conceptual de la Nada. Llevo años explorando el vacío y el silencio en las zonas fronterizas del ser, dado que la nada como tal es imperceptible.
Los agujeros representan para mí la entidad más pequeña y manejable del vacío. Discierno entre agujeros que cumplen una función o crean una estructura y otros que son meros resultados del deterioro o de un impacto destructivo.
Los primeros me han llevado a un extenso trabajo con rollos de pianola y con encajes. Examino estos últimos aplicando labores textiles tradicionales como son zurcir, tejer o coser.
Aquellas labores de remendar tienen una especial fascinación por su relación con el tiempo. Por un lado son un anacronismo en un mundo de usar y tirar en el cual lo nuevo y lo inédito son valores primordiales. Los objetos de un solo uso carecen del valor narrativo y pasan a ser una cosa meramente útil. En cambio, los objetos usados muestran en su superficie las huellas de su vida y se acercan así a la cualidad humana del observador.
Por otro lado, remendar es una actividad lenta, laboriosa y monótona. El tiempo es duración y secuencia. La monotonía parece dilatar el tiempo; en cambio sentimos como el tiempo pasa más rápido cuando está lleno de acontecimientos diversos.
Sin embargo, el impulso original para este trabajo radica en un no-conformismo ante la realidad y una afición por todo lo que pasa por desapercibido, dos posiciones que subyacen en toda mi obra. En este contexto, el apaño es mi rebelión personal contra el irrefrenable deterioro. Aunque sé que este intento de desafiar el tiempo siempre fracasará, ya que no se puede deshacer el hecho; y zurciendo solo enfatizo en el roto.

TEJER
El trabajo con estructuras es una consecuencia de la investigación formal de la Nada. Con la finalidad de crear un vacío desintegro estampados, bordados, o incluso la composición física de telas quitando detalle por detalle.
Con los dibujos aquí presentados, doy la vuelta a este proceso y creo estructuras y superposiciones a partir la repetición de figuras sencillas. La intención es de experimentar el proceso anterior desde el otro extremo. Los dibujos se basan en instrucciones para labores textiles tradicionales como hacer ganchillo, tricotar o tejer.
El tiempo vuelve a tener un aspecto importante en cuanto a duración, pero sobre todo en relación con la secuencia.
La experiencia física de crear una textura gráfica, repitiendo una y otra vez la misma figura, me releva una observación interesante: Por más que lo intente, no soy capaz de plagiar una forma con absoluta fidelidad; aunque sea minúscula, siempre habrá una tenue diferencia entre ellos. La manera más eficaz en este sentido es concentrarse en el movimiento de mi cuerpo, en vez de mirar el dibujo que se está formando. El entramado así creado refleja la imperfección del humano, en la cual el observador se reconoce como tal. Las estructuras, especialmente las superposiciones de estructures, crean un vacío. Debido a la abundancia de formas, el detalle individual desaparece y la mirada no se detiene en ningún punto particular.
Y es en este punto la plenitud y el vacío se dan la mano.”