actividadesmultimediaartistascontactoenlacesbarconxin
catala
imatge
exposició

Cat Fish / Exvotos
Michael Kirkegaard

del 14 al 28 de abril de 2018

 
 

El artista danés Michael Kirkegaard, con una larga trayectoria expositiva y videográfica en su país, presenta por primera vez en Barcelona y en nuestro espacio dos instalaciones bien diferenciadas, a nivel de calle, “Cat Fish” y, en la sala del sotano, “Exvotos”.

“Cat Fish”. Las musas no alimentan a los artistas.
“Cat Fish, changing an old exhibition into food” es una acción-instalación donde el artista denuncia la precariedad en la que viven los artistas. Una obra aparentemente terminada se convierte durante la acción en comida. A la vez que toda la instalación nos invita a penetrar en una especie de Outlet, tienda taller donde las piezas están en perpetuo cambio y regeneración acondicionándose al valor y a las modas del mercado con una particular ironía nórdica, con la que no estamos acostumbrados los espectadores.

Así pues, nos encontramos con una obra potente, tanto en su significado como en elaboración, parece desarrollarse de forma anómala, casi como en un laboratorio de alquimista, que de manera aparentemente mágica transforma el plomo en oro. Pero no nos tiene que dejar llevar el engaño, nada es producto del azar, todo en el trabajo de Michael está meditado, medido, dándonos la apariencia, por su cercanía, que es fácilmente asumible, pero que encierra un tripe salto mortal de extremada dificultad.

Michael nos acerca en su performance-instalación. Un trabajo a caballo entre la subliminalidad del arte y sus mutaciones, nada está quieto en el taller del artista, hasta que él mismo no lo decida.

“Exvotos”. Kirkegaard en la caverna de Platón
“Exvotos” de Michael Kirkegaard es una instalación surgida de la parte más antigua del pensamiento humano, introduciéndonos en la caverna, nos enfrenta a nuestros miedos a lo desconocido y a la estupidez de ofrecer promesas a tallas de madera con aparentes representaciones de la santidad. 

En el libro VII de “La República”, Platón describe la alegoría de la caverna; los prisioneros que viven en el fondo de la misma, consideran que son reales las sombras que vienen del exterior. Un prisionero es liberado, enseñándole el mundo inteligible y despúes se le encomienda que libere al resto de prisioneros explicándoles lo que ha visto. Platón, en este punto, nos dice que sus compañeros de penurias se reirían de él y serian capaces incluso de matarlo, ya que creerían que el liberado estaba fantaseando.

Es curioso que 2350 años después de la muerte de Platón, la caverna siga vigente, sus paredes siguen siendo la incultura, la sinrazón, la superstición, el miedo al diferente. 

Las piezas que conforman “Exvotos” nos enfrenta, de esta manera, a nosotros mismos a través del mundo sensible del Arte, donde cada cosa representada no es el objeto representado. Encendamos por un minuto el interruptor que ilumina la instalación, y meditemos, mirando la pieza de Michael Kirkegaard, que estamos hechos de los mismos componentes que una patata. Y que por suerte, los tubérculos no hacen ofrendas a sus santos del subsuelo.

Antonio Luque
Co-director de La Grey