actividadesmultimediaartistascontactoenlacesbarconxin
catala
imatge
exposició

LAS MARAVILLAS DEL UNIVERSO
XESCO MERCÉ

Cal Sinen / Ivars dUrgell
del 2 de Noviembre al 24 de Diciembre de 2019

 
 

La condición de artista y la condición de apátrida suelen ser consustanciales, nos decía Duchamp (una excepción, siempre un poco folclórica y ramplona, ​​sería lo que se llama "el artista local"). Quizás por esta razón, las relaciones entre el Arte y la Naturaleza (la Tierra, en ese caso) siempre han sido más bien contrastadas. Incluso se los considera conceptos (y palabras, por tanto) antónimos: artificial-natural. Por suerte, como hemos visto antes, siempre hay excepciones, disensos o disrupciones respecto el pensamiento general o único. La historia del arte está llena de desencuentros con la madre naturaleza, de un hijo rebelde o, más adecuado sería llamarlo, salvaje.

Tenemos múltiples ejemplos: Todo un género (el paisaje) que ha sido cultivado en todos los rincones del espacio y del tiempo: Patinir, la escuela de Barbizon, la de Olot, los Impresionistas, Turner, Constable, Ruisdael, Hobbema, Corot... Pero que, al ser un género hiperexplotat hasta el maltrato, reúne abominables muestras del kitsch cinegético de tresillo o de tienda de todo a cien, en el mismo saco que la mística exquisita de los cuadros de Caspar David Friedrich.

El arte más contemporáneo, como Max Ernst, el aduanero Rousseau, Joan Miró o el Land Art, han continuado esta línea de retorno amistoso a lo natural, influidos por las aportaciones del Naturalismo científico, fábrica de grandes y no demasiado conocidos maestros dibujantes, como Darwin o Ramón y Cajal. Los siguieron gente como Gerhard Richter o Anselm Kieffer.

Últimamente, sin embargo, la imperiosa necesidad ecológica que reclama un cambio climático innegable, estos acercamientos se han convertido  en compromiso ineludible. El influyente artista Josep Beuys (creador del Partido Verde alemán), el fotógrafo Sebastiao Salgado o el cineasta Werner Herzog son viejos combatientes de esta desigual batalla. El trabajo que presenta el artista de Ivars Xesco Mercé se adscribe a esta corriente de trabajo, investigación plástica y de combate.

"Las maravillas del Universo" reune una de una veintena de trípticos y algunas piezas de formato individual realizadas, con técnica mixta y collage, sobre viejos álbumes de cromos coleccionables, que le dan título al conjunto y a cada pieza. Fueron realizados durante una residencia de artistas en Les Vans, Francia, durante el verano de 2017 y ha sido presentada en espacios con un vínculo incondicional con la Naturaleza: el Centre d'arte La Rectoria, de Sant Pere de Vilamajor, en el corazón del Parque Natural del Montseny (En las montañas de la locura, 2017) y en Collblanc Espai d'Art (en la sierra de Galcerán castellonense, 2018).

Y ahora la tenemos aquí, en un espacio que empieza a combinar los dos grandes términos que hemos tratado en este texto: Arte y Naturaleza: Cal Sinen, en el estanque de Ivars.